La vida de muchos perros es como la de muchas personas: llegan a una vida entre alegrías y promesas… y con el tiempo terminan aislados o abandonados. Esta es la historia de uno de ellos, contada por el Warpig.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *