Trujo grabó este episodio desde la cama de un hospital, otro de los espacios donde se nota el maltrato que padecen los migrantes mexicanos en Estados Unidos: desde las toallas rasposas hasta el trasero al aire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *