Trujo nos comparte algo con millones de mexicanos: un día fue a buscar la suerte al «norte». Cruzó la frontera y pasó más de 20 años allá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *