Uno de los problemas más frecuentes de la prensa nacional es la revictimización, incluso a niveles en los cuales los que sufren los delitos terminan siendo prácticamente responsables de los delitos que sufrieron. En su Orden de Información de hoy, Salvador Camarena señala la hipocresía de algunos medios en la cobertura del asesinato de cinco personas en un departamento de la colonia Narvarte: un caso que, desde el primer momento, ha estado lleno de versiones que afectan la dignidad de los fallecidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *