Hay historias que, pase lo que pase, sabemos que tendrán finales felices… hay otras que no, pero igual nos atrapan por lo que muestran de nosotros. Miguel Cane pone dos sobre la mesa: un estreno demoledor, como toda la obra de Michael Haneke, y un clásico que entre el horror sicológico hace pedazos el fueron-felices-para-siempre… como toda la obra de Cronenberg. Además, en la recoemdación doméstica Miguel se da cuenta que a veces es cierto que no las segundas partes no son buenas, después de que Raúl Fuentes platique de una conmovedora historia de amor sin edad ni género…

 


See acast.com/privacy for privacy and opt-out information.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *