Nadie valora tanto nuestros fracasos como nosotros mismos; porque se nos fue la vida en el intento, y el intento nos mantuvo vivos, engañados, sonriendo, pereciendo al momento del disparo fulminante que es ver a la persona que amamos besarse con alguien mas.


See acast.com/privacy for privacy and opt-out information.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *