53: #185 Reseña X-Men: Apocalypse Capitán Pada

Este contenido trae spoilers incluídos.   elmaildepada@dixo.com @eseauto   X-men: Apocalipsis es la película de los Hombres X que me debían. Es la cinta que me hubiera encantado ver en lugar de X-Men: First Class. Parece mentira que ya «tan pronto» se tuvo que frenar el auto, echarse un tramo en reversa y tomar un camino diferente. Pero al mismo tiempo, parece mentira que llevamos ya, 16 años de películas de los X-Men, y entonces, que la carretera se comenzara a complicar no es nada extraño. Y que yo perdiera el interés en la franquicia mutante, tampoco. Sin embargo, debo decir que si bien X-Men: Apocalypse no me hizo salir del cine queriendo lanzar rayos de los ojos (como seguramente sí ocurrió con la primera entrega de Cyclops y compañía; la prueba más infantil, sincera e impetuosa que necesita una película) si me hizo regresar mi interés por las aventuras de los alumnos de Charles Xavier, situación que no ocurrió al finalizar su antecesora, X-Men: Días del Futuro Pasado y que me hizo llegar a ésta con el supodermutante de la apatía y la costumbre. Quizás tenga que ver con el premio que nos dan al final: Cíclope, Quicksilver,  Storm, Nightcrawler y hasta Mystique, con los disfraces del comic. Si bien la primera entrega dirigida por Byran Singer nos demostró que el latex negro es una muy buena opción para suplantar al spandex amarillo, 16 años después ya estamos listos para ver una mezcla de la fantasía impresa en papel con la fantasía impresa en bromuro de plata. Dentro de mi, rumbo al final de la película, sí esperaba que muriera a manos del villano principal. De esa manera seguiríamos deshaciendo de las sobras de X-men: First Class y como ya dedujeron: por mí, mejor. Por mi, mejor que Bestia, o mejor dicho, éste Bestia es completamente intrascedente y ojalá para la siguiente entrega, podamos prescindir de él. Por mi, mejor que Havok falleciera de una vez por todas y que tuvieramos más tiempo para disfrutar a, por ejemplo, Quicksilver. Es cierto, el gag y su momento de lucidez es idéntico al que lo hizo la versión más popular del supervelocista de Marvel en la película anterior, por lo que ojalá ya nos tengan preparado algo más espectacular para el personaje. Si alguien fuera un poquito más inteligente y abusado, ya estarían preparando una película en solitario y entonces madrugar a DC Comics con The Flash.   La burra no era arisca, los palos la hicieron. Otro de los motivos que me mantenían reacio a ésta película, era por el posible inmerecido protagonismo de Jennifer Lawrence como la mencionda Mystique que pudo haber tenido en el trabajo final. Por lo menos así nos lo dejó ver la publicidad de los adelantos en video y los afiches impresos. Quizás predispuesto por esto, al momento no se me hizo tan grave, y es más, ahora hasta me parece muy bien justificado que ella sea, con su mencionado traje del cómic, la que entrena a la siguiente generación de X-Men. O la primera o…bueno, que sean ellos quienes se confundan a cuál pertenecen en realidad.   Estos X-men clásicos tienen potencial con un elenco que por el momento, se antoja para más. No perderé tiempo, valga la ironía de la expresión, en volver a aplaudir a Evan Peters como Quicksilver, pero sí lo haré en elogiar el trabajo de  Sophie Turner, Tye Sheridan, Kodi Smit-McPhee y Alexandra Shipp como Jean Grey, Cíclope, el adorable Nightcrawler en etapa emo y Storm, respectivamente. Sin embargo, sí quiero detenerme un momento con la pelirroja. En primera, porque el vestuario elegido la hace alejarse del resto del espíritu adolescente que tienen el resto de sus compañeros, y en segunda, porque me da mucho miedo que lo que sigue sea ver girar el mundo cinematográfico mutante alrededor de los poderes de la posible Phoenix y sus consecuencias. Situación que terminó por cansarme en los comics…desde hace ya muchos años.   Ese es el elenco que sí me gustó, con una mención especial para Olivia Munn como Psylocke, aunque coincidirán conmigo en que le faltó mucho más tiempo en pantalla. Bueno, y en ese sentido, lo de Jubilee es una broma. Una burla. Como para mejor haberse ahorrado la molestia cuando creíamos que por fin pasaría más allá del cameo. Y hablando de cameos, antes de continuar con lo del elenco, ¿hay necesidad de mencionar la secuencia con Wolverine? ¿O me lo puedo saltar? Creo que todo se resume a que es el momento Spidey de Capitán América: Civil War ¿cierto? Aunque, les paso un chisme: como en cualquier proyecto de éste tipo, lo que vimos en la pantalla no necesariamente son las primeras ideas, o el primer guión. El escritor y productor de X-Men, Simon Kinberg, reveló que en un principio, Wolverine se iba a integrar sí a mitad de la película, pero para convertirse en el líder de los mutantes jóvenes. Sin embargo, sintieron que esto obstaculizaba el papel asignado para Mystique/Jennifer Lawrence.    Después de estarles mencionado los motivos por los cuales tenía un flojo interés por X-Men: Apocalipsis, entonces pensarán que fue un auténtico milagro que le que me parara en la fila para comprar un boleto que me permitiera ver la película. Y es que el villano azul…me da mucha flojera. Miren, yo prefiero que un malo de calle tenga su objetivo muy claro, así sea robarse bolsas de billetes con el signo de dólares impreso, porque le da flojera trabajar, a un enemigo que  quiere que sólo los más fuertes sobrevivan…pero que luego no tenga ni idea de qué va a hacer una vez que logre su tarea. Apocalypse es un villano con poderes, pero sin personalidad. No es lo que es Magneto. Por si fuera poco, la interpretación que recayó en la capacidad de Oscar Isaac da como resultado un villano clichesco, que todo el tiempo habla «en obscuro» y «en lento».   Afortunadamente, es muy poco probable que veamos a Isaac y a Apocalipsis nuevamente en el futuro de la saga. Sin embargo, desafortunadamente tendré que seguir viendo a James McAvoy como Charles Xavier, una elección que definitivamente no ha dejado de convencerme y que me gustaría que fuera una de las cosas de las cuales nos deshicieramos desde las épocas de X-men: First Class. Para contrarrestarlo, afortunadamente ya tenemos las películas de X-men que nos merecíamos, las que pedimos pero no resultaron (te estoy hablando a tí, spin-offs de Wolverine) y con X-Men: Apocalypse, tengo la película que me debían.   Recuerden que los easter eggs, vienen incluidos en el podcast, por lo que ahora que ya leyeron la reseña, pueden consultarla en su versión audio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *