Por escrito o en audio, aquí la esperada reseña de Capitán Pada sobre Ant-man
 

Este contenido contiene spoilers.
 
Si el guión de Iron Man y el de Ant-man fueran de papel albanene y los pusiéramos uno sobre otro, sus maneras coincidirían en muchas formas.
 
Un sujeto que jamás se imaginó ser un héroe tendrá que defender una nueva tecnología para evitar que caiga en malévolas manos, sobre todo en las de un señor pelón. Para ello, tendrá que emplear un traje único y el aprendizaje de todas las facultades de éste objeto será parte del camino para lograr la meta y derrotar a una versión retorcida del superhéroe principal.
 
Ant-man es una película tradicional de superhéroes. Que representa un retroceso en los guiones más inteligentes que nos habían ofrecido cintas como Captain America: The Winter Soldier o la trilogía de Batman de Nolan. Y no porque esté en contra de lo simple, pero hay maneras de hacerlo, como lo demostró Guardianes de la Galaxia. Ant-man es una arma poderosa para aquellos que “dicen” que ya están hartos de las películas de superhéroes.
 
Bajo éste resultado, entonces me hubiera gustado más ver Ant-man como serie de televisión. Para que a mitad de la primera temporada ya estuviéramos listos para ver una y otra vez el empleo de los poderes del personaje, que sin duda alguna resulta lo más atractivo de la película. (Y hasta pondría en jaque a los que se están encargando de darle vida a Atom en el universo televisivo de DC Comics)
Eso sí, con el mismo elenco y es que hemos confirmado que no había nadie mejor para interpretar al adorable Scott Lang que Paul Rudd. (Sí, lo siento Paul, a pesar de ser tu primer gran protagónico en cine, yo te regresaría a la TV). Corey Stoll muestra más oficio como el villano en ésta cinta que como el “bueno” y protagonista de la serie The Strain. Y la dupla papá-hija de los Pym/Van Dyne está muy bien llevada tanto por Michael Douglas como por Evangeline Lilly.
 
Ant-man abusa de los personajes clichés. Por una parte, tenemos al nuevo novio de la exesposa que, por si fuera poco, es policía y entonces interferirá en las labores del enmascarado, y por otro, al grupito de inadaptados que se convertirán en los mejores aliados del bien. Tendrían que haber preferido sólo un camino, no meter a uno y también a los otros. Por otra parte, prefiero por mucho, el desarrollo sentimental de la relación entre Scott  y su hija, que el aburridísimo pasaje de Hawkeye y su familia en Avengers:Age of Ultron.
 
Visualmente no hay ninguna queja, y los momentos en los que a propósito te recuerda “Sí, estás viendo una película de El Hombre Hormiga, lo logramos de nuevo” son grandes aciertos. Así como el no tardarse en ubicarlo como parte de éste gran universo cinematográfico, con el mejor momento que tiene la película: la pelea contra Falcon, un personaje del que ya nos urgía ver más y cuya secuencia representa una tradición marvelita clásica: el superhéroe contra el superhéroe. 
 
En lo que no nos queda nada a deber Ant-man es en que divierte, sí, eso que ni qué, y en la dosis de easter eggs que ya son imperdonables. Desde la referencia a Spider-man hasta el homenaje a su serie debut “Tales to Astonish”. (Mencionada por Darren Cross/Yellowjacket). Desde el Milgrom Hotel (dibujante de varios números de West Coast Avengers, serie que les mencioné en la revisión de la historia de Ant-man) y hasta, claro, no dejar para nada fuera a un personaje intrínseco cuando se habla del Hombre Hormiga: The Wasp.
 
Lo que viene con y para Ant-man, y de mí se acuerdan cada que le vaya atinando a éstas predicciones, es lo siguiente:
 
-El nombre de la secuela será Ant-man 2. Sí, hasta en eso, seguirá los pasos de la saga de Iron Man.
-Veremos a Hope Van Dyne como Wasp, como nos anticipa la primera escena post-créditos. 
-Para curar a Bucky Barnes (me refiero a la segunda escena post-créditos) Ant-man se infiltrará en su cuerpo, homenajeando éste tipo de secuencias clásicas que han ocurrido en la historia del Hombre Hormiga. 
-Veremos referencias de Pym en la segunda temporada de Agent Carter ( a quien vimos más viejita en los primeros minutos de Ant-man, al lado de Howard Stark)
-Habrá un chiste del tipo “ya tenemos demasiados insectos” cuando Ant-man y Spider-man coincidan en los Avengers.
-Como en los comics, Ant-man también podrá crecer y convertirse en un gigante. 
-Cuando se acabe el contrato de Rudd y finalice la trilogía de Ant-man, se podrá seguir contando la historia de Hank Pym y Janet Van Dyne, siendo los primeros Ant-man y Wasp, a manera de precuela, y con un nuevo elenco.
 
Ant-man, la película, es la calma antes de la tormenta, porque lo que viene, es y deberá ser ….más grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *