Cada pareja encuentra lugares que hace suyos y después se destruyen con la relación. Cada momento se queda bajo los escombros, cada promesa rota, cada beso que nunca llegó a ser sincero. Al final solo queda un buen intento y un solo camino de salida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *