Muriel era como la lluvia: caía y te inundaba… aunque al final su destino era desaparecer.

Recayente son los escritos de Fernando Benavides en la voz de Federico del Moral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *