Dios regresó y escucha a sus seguidores