Aquí no pasan cosas de mayor trascendencia que las rosas.