Muy de vez en cuando se revelan diferencias entre las filas del actual gobierno morenista, pero esto no se compara en lo absoluto con la guerra que estalló entre el poder Ejecutivo y el Legislativo. ¿La diferencia?, que en 1821 no se trataba de un Presidente contra un Congreso ordinario, sino de una batalla por el control absoluto y el futuro del país entre el Emperador y el Congreso Constituyente del Primer Imperio Mexicano. ¿Valdrá la pena morir por la división de poderes?

Comparte Este Podcast